Actividades para desarrollar la Empatía

Ponerse en el lugar del otro


La empatía es la habilidad de entender los sentimientos de otros y actuar frente a ellos de manera compasiva y solidaria. Para lograr desarrollar empatía es necesario poder ponerse en el lugar de otro, habilidad que es muy compleja desde el punto de vista emocional y cognitivo, pero el modelo de las personas que rodean al niño es fundamental para lograrlo.

Aquí compartimos algunas actividades que pueden serles útiles.

Etiquetando los sentimientos

Para poder desarrollar empatía es importante que los niños sean capaces de reconocer las emociones en sí mismos y en otros. Para esto, como adultos, debemos preocuparnos de ponerle nombre a lo que ellos, nosotros y otros sienten. También podemos plantearles situaciones y preguntarles cómo se sienten, por ejemplo: ¿Cómo te sentirías si te doy un abrazo?, ¿Cómo te sentirías si se te rompe tu juguete favorito?, ¿Qué cosas se hacen sentir contento/ triste?

También pregúntale a tu hijo, ¿Cómo puedes saber cómo se esta sintiendo otra persona? Si no sabe responder le puedes contar que para eso puede escuchar a esa persona, mirarla, ver cómo está su cara o si le paso alguna cosa (buena o mala).

feelings

Iguales y diferentes

Conversar sobre cómo somos:

  • Cuál es nuestro aspecto físico.
  • Qué cosas nos gustan y no nos gustan.
  • Qué cosas nos resultan fáciles y qué cosas nos cuesta más hacer.
  • Qué cosas nos hacen sentir bien y qué cosas nos hacen sentir mal.

Podemos ir anotando las respuestas de los niños para ir juntos buscando similitudes o diferencias, por ejemplo: yo tengo el pelo café y tu lo tienes rojo, pero los dos tenemos pelo, a mi me resulta fácil cantar y a ti te cuesta, pero para mi es difícil andar en bicicleta y tú eres muy bueno para eso. Este es un buen momento para destacar que el mundo en el que vivimos es diverso, y que esas diferencias nos hacen únicos y especiales, pero a la vez somos iguales porque todos tenemos sentimientos, fortalezas y debilidades, y debemos respetarnos.

diversidad-post

Ayudar a otros a sentirse bien

Conversen sobre qué cosas les hacen sentirse bien y qué cosas los ayudan a tranquilizarse cuando tienen pena, rabia, frustración, etc. De esta manera los niños pueden tener ideas concretas sobre cómo apoyar a alguien que está pasando por una dificultad o por un momento feliz (porque la empatía aplica también en aquellos momentos). También pueden anotar esta información, asociarla a un sentimiento. Por ejemplo: cuando estoy triste me gusta que me abracen, cuando estoy enojado no me gusta que me toquen pero quiero tener a mi mamá cerca, cuando aprendo algo nuevo me gusta que me feliciten.

empatia-post

La regla de oro

La regla de oro es el clásico pero cierto dicho: “Trata a otros como quieres que te traten a ti”. Pensemos en cosas positivas y negativas, cosas que nos gustan y cosas que si nos gustan y pongamos estas “reglas”. “A mi no me gusta que me peguen, así que no voy a pegarle a mis compañeros“, “A mi me gusta que me inviten a jugar en el recreo, así que yo voy a invitar a mis compañeros a jugar”. 

compartir-post

Actos de solidaridad

Estos son actos que entregan a otro una sensación de bienestar y un sentimiento positivo, tienen como único fin, hacer feliz a quienes te rodean. Una acto de solidaridad puede ser ayudar a otro en alguna labor, hacerle un dibujo o carta a un amigo que esta enfermo, felicitarlo por algo que hizo, decirle algo lindo, etc. Ayuda a tu hijo a pensar en acciones solidarias que puede tener e incentívalo a realizar al menos una acción solidaria a lo largo del día y refuérzalo positivamente.

ayuda-post

El camino hacia el desarrollo de la empatía es largo, pero con una buena guía y modelo, sin duda se puede lograr.

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Desarrollo Socio Emocional
Creando un Emboque para desarrollar la motricidadCreando una pesca milagrosa casera