Motricidad Gruesa y el Desarrollo Cognitivo

La increíble relación entre el Movimiento y el Pensamiento


Por mucho tiempo ambas habilidades, tanto motrices como cognitivas, fueron estudiadas y consideradas de manera independiente y sin considerar relaciones entre sí.

Investigaciones recientes, en cambio, han demostrado una clara conexión entre dichas áreas; se descubrió una estrecha relación entre el desarrollo adecuado de las habilidades de movimiento y el posterior éxito en tareas cognitivas como las matemáticas, las ciencias y la lecto-escritura.

¿Cuál es la Conexión?

La conexión se establece en el cerebro; durante los primeros años de vida, los niños van desarrollando sus habilidades motoras al mismo tiempo que aprenden a comprender y analizar el mundo que los rodea.

Estas relaciones que se establecen al intentar procesar la información constante que van recibiendo, la cual es percibida, adaptada y utilizada para desenvolverse en dicho espacio. A través de esta comprensión del mundo exterior, los niños irán usando y adquiriendo nuevas habilidades motrices que les permitirán resolver problemas y enfrentar diferentes obstáculos.

Básicamente… los niños pasan todo su tiempo aprendiendo a aprender.

conociendo el mundo

Motricidad como predictor

Solo recientemente se ha comenzado a tomar en cuenta la motricidad como un indicador fidedigno del éxito cognitivo o académico.

Es por eso que se estudia y analiza a los niños desde esta perspectiva para poder definir qué apoyo se les debe dar, en caso de ser necesario, para lograr mejores resultados posteriores. En otras palabras, atacar el ‘problema’ desde la fuente en lugar de recurrir a medidas reparatorias.

 En resumen, si observamos alguna deficiencia, atraso o anomalía, por pequeña que sea, podemos prevenir asertivamente posteriores dificultades en el área cognitiva.

¿Qué debemos esperar según la edad de los niños?

  • 0 a 3 meses

Mientras está de guatita: se eleva con sus brazos, mantiene su cabeza erguida.

Es capaz de abrir y cerrar sus puños, lleva sus manos a la boca y mueve sus brazos y piernas cuando está manifestándose.

  • 4 a 6 meses

Usa sus manos para sostenerse mientras se sienta, rueda para ponerse de guata o espalda, sostiene su peso con sus piernas mientras se para con apoyo, intenta tomar juguetes mientras está de guata.

Mientras está de espalda: estira los brazos para jugar con sus pies, cambia algún objeto de una mano a otra.

  • 7 a 9 meses

Se sienta sin apoyo, se sienta por sí solo estando de guata o acostado, mostrando mayor control de sus movimientos. Comienzan a intercalar sus piernas y brazos para moverse ya sea arrastrándose o gateando.

Usan ambas manos para explorar objetos. Levanta su cabeza y se impulsa utilizando sus codos, sigue el movimiento de juguetes con su cabeza.

Comienza a impulsarse para intentar pararse. Se observa gusto por diferentes movimientos como rebotar o moverse de adelante hacia atrás.

Usa sus pulgares y dedos para tomar pequeños objetos e intenta tomar juguetes estirándose hacia adelante.

Comienza a imitar a otros en juegos sencillos.

  • 10 a 12 meses

Se impulsa a sí mismo para levantarse apoyándose en muebles e intenta dar algunos pasos de manera independiente.

Explora su ambiente de manera más activa, buscando objetos de su interés. Mantiene el equilibrio mientras se sienta.

Aplaude, es capaz de sacar objetos de diferentes contenedores, utiliza prensión pinza (pulgar e índice) para tomar objetos.

  • 13 a 18 meses

Camina de manera independiente, se agacha para tomar algo.

Encaja dos objetos y ayuda en la labor de vestirse o desvestirse.

  • 18 a 24 meses

Camina con mayor control y gira en las esquinas, comienza a correr.

Es capaz de llevar juguetes mientras camina, trepa y baja desde muebles u otras superficies. Sube y baja escaleras con apoyo.

  • 3 años

Imita a otros parándose en un pie, escala juegos y pedalea.

Alterna sus pies para subir y bajar escaleras, salta con dos pies, camina en puntillas y atrapa objetos con su cuerpo.

  • 4 años

Se para en un pie por alrededor de 5 segundos, patea, lanza y atrapa una pelota, sortea obstáculos.

Camina en línea recta y salta en un pie. Salta obstáculos con ambos pies.

  • 5 años

Sube escaleras sosteniendo algún objeto, camina de espaldas, se sostiene en una barra por 5 segundos, tira y ataja pelotas usando sólo sus manos.

  • 6 años

Corre en puntas de pies, camina sobre una barra de equilibrio, salta la cuerda.

Sus saltos y lanzamientos son maduros.

Algunos juegos

Trabajar con circuitos y materiales atractivos estimulan el desarrollo de las habilidades motoras gruesas, estos se deberán ir adecuando a la edad y estado de desarrollo de los niños.

Motricidad gruesa juegos

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con nuestros Artículos.
Juanito y Cachalote – Cuento bilingüeConciencia Fonológica: Sonido Final