Intervenciones tempranas que marcan la diferencia

Los 5 fundamentales para el desarrollo


 Para poder otorgarle a nuestros niños más posibilidades de surgir y eliminar la inequidad no basta sólo con mejoras en el sistema escolar. Según Ronald Ferguson, Director de Achievement Gap Initiative (Universidad de Harvard), estudios han demostrado que, a pesar de prácticamente no haber diferencias al año de vida en las habilidades mentales de niños de diferentes razas y clases sociales, las brechas entre aquellos provenientes de sectores más acomodados y más deprivados comienzan a ampliarse a la edad de 2 años, en áreas críticas como el desarrollo del lenguaje. Estas evidencias los han llevado a la convicción de que las intervenciones para acortar las diferencias deben comenzar desde el nacimiento.

El proyecto Seeding Success, liderado por Ferguson, ha creado una serie de lineamientos consistentes en 5 estrategias para que los padres y educadores de pequeños entre 0 y 3 años pueden implementar e influir positivamente en el desarrollo a largo plazo de los niños.  Estas estrategias han comenzado a ser difundidas en Boston con el nombre de “Fundamental five” o “Boston Basics” en centros de atención pediátrica, jardines infantiles y otros.

Los 5 Fundamentales

1. Dales todo el amor, controla el stress

Los bebés se benefician enormemente en un entorno cariñoso, seguro y predecible. Responder de manera consistente y rápida a las señales, necesidades y verbalizaciones de los pequeños es un gran predictor de un sano desarrollo social, emocional y cognitivo. Así mismo, ellos se influencian mucho de nuestras emociones, positivas y negativas, por lo que es importante buscar manera de lidiar con el stress.

Algunos Consejos:

  • Regalonealo: Toma a tu hijo en brazos, dale besos, abrazos y hazle cariño.
  • Responder: Mira y escucha buscando pistas de cómo se siente, responde a él o ella cuando se siente triste, enojado pero también feliz.
  • Consuélalo y háblale de sus sentimientos: Conténlo cuando lo necesite. ayúdalo a manejar sus emociones y a expresarlas.
  • Anímalo: Refuérzalo positivamente cuando logre cosas nuevas, eso le dará seguridad.
  • Reducir el stress: El stress en el hogar es normal, pero es exceso de stress puede ser dañino para el cerebro en desarrollo de nuestros pequeños. Busca maneras de regular tus emociones, como respiración y meditación, pide ayuda a tu familia, amigos o médico en caso de necesidad.
2. Háblale, Cántale y Señálale las cosas

Los bebés aprenden del lenguaje desde el nacimiento (o incluso antes), por lo que hay que comenzar desde el primer día. Conversa con ellos. cántales, apunta y nombra las cosas que ven, con el tiempo ellos van descubriendo el significado de las palabras y la funcionalidad del lenguaje. Está bien documentado que las brechas en lenguaje entre niños de sectores más y menos acomodados predicen también las brechas en el éxito escolar.

Algunos Consejos:

  • Háblale y conversa con él/ella: desde el nacimiento háblale mientras lo bañas, lo alimentas o cambias, descríbele la vida, las cosas que haces y lo que los rodea. Apunta, nombra y describe los objetos que ven. Mantengan conversaciones de reciprocas.
  • Escuchar y responder: Responde a los gorgeos o ruiditos que hace tu bebé. Cuando sea más grande mantengan un diálogo, hazle preguntas, escucha sus respuestas, dale tiempo para pensar.
  • Cantar y recitar: Esta es una manera divertida de aprender el idioma, las canciones y poesías están llenas de vocabulario y ritmo que son excelentes para el desarrollo del lenguaje de nuestros niños.
  • Usen sus manos: cuando hablen de algo utilicen sus manos para apuntar o gesticular, esto le ayudará a tu hijo a entender a qué te refieres. Incentívalo a hacerlo también, ¿Puedes señalar un triángulo?
3. Cuenta, Agrupa y Compara las cosas

Aunque parezca increíble, los bebés están programados para adquirir conceptos matemáticos simples, de hecho ser buenos para las matemáticas comienza mucho antes de que los niños entren al colegio. Hay actividades cotidianas que se pueden realizar para que los niños desarrollen el conocimiento necesario en esta área, ¡No es necesario ser profesor para realizarlas!

Algunos Consejos:

  • Tocar, escuchar y moverse con la música: dar aplausos, toques y movimientos, esta es una manera simple para introducir a los niños en el mundo del ritmo y los patrones.
  • Contar objetos: cuenten grupos de cosas, comenzando por cantidades pequeñas de elementos. Los niños más pequeños aprenden con sus sentidos, así que déjalo tocar y mirar los objetos que cuentan.
  • Comparen y agrupen: busquen objetos iguales y diferentes (texturas, colores, formas), también pueden comparar tamaños y cantidades, agrupar. Utilicen el lenguaje adecuado para describir (pesado, liviano, grande, chico, largo, corto, etc.).
  • Sumar y restar: con los niños un poco más grandes podemos jugar a sumar y restar cosas de la vida cotidiana, tengo 3 manzanas ¿Cuántas quedarán si me como una?
4. Explora a través del Movimiento y el Juego

Estas son excelentes actividades para los niños y sus cuerpos, para desarrollar su coordinación, fuerza y salud en general. Con las crecientes capacidades físicas y mentales de los niños a lo largo de los meses, también vienen nuevas oportunidades de aprendizaje. Por otra parte, son curiosos por naturaleza y así como pequeños científicos exploran y aprenden de su entorno.

  • Tummy Time: darle tiempo a tu hijo para estar de guatita y levantar la cabeza le permite mirar al rededor y también fortalecesr la parte superior del cuerpo, algo necesario para poder gatear y caminar.
  • Jugar “Peek a Boo”: En español más conocido como “¿Dónde esta? Ahí está!”, además de divertir mucho a los bebés, les ayuda a comprender que las cosas siguen existiendo aún cuando no las ven.
  • Apoyar el descubrimiento: Dale tiempo y espacio a tu hijo para explorar, si es pequeño entrégale cosas de diferentes formas, texturas y colores para agarrar. Si es más grande y le gusta explorar de manera más independiente, supervísalo pero déjalo resolver problemas por si solo, eso es como ejercicio para el cerebro.
  • Construir y crear arte: El juego promueve la creatividad y el desarrollo del pensamiento. Déjalo experimentar y probar diversas formas.
  • Movimiento y palabras de posición: Invita a tu hijo o hija a moverse: correr, caminar, columpiarse, tirarse por el resbalín, arrastrase, trepar, etc. Utilicen palabras de posición como: arriba, abajo, lejos, cerca, a través, etc.
5. Lean y Compartan Cuentos

Nunca es demasiado temprano para comenzar a leerle a nuestros hijos, y mientras más leemos con ellos, más preparados están para disfrutar la lectura y tener éxito en el colegio. La lectura ayuda a que los niños desarrollen su imaginación, aprendan de las personas, lugares y cosas, además los expone a vocabulario y a temas que de otra forma no tendían a la mano.

Algunos Consejos:

  • Leer regularmente: Idealmente todos los días, no debiera tomarte más de 15 minutos. En un comienzo puede que tu bebé no comprenda lo que lees, sin embargo el hecho de estar acurrucados y sentir tu voz ya es un regalo. A medida que va pasando el tiempo los niños logran atender a la lectura por más tiempo y también comprender mejor lo que se lee.
  • Apoya la comprensión: utiliza voces, gestos y las imágenes para que tu hijo comprenda mejor lo que lee.
  • Involúcralo activamente: Deja que tu hijo tome el libro, pase las páginas. Hazle preguntas, pídele que haga los ruidos de los animales, así la lectura será mucho más entretenida.

Estas simples estrategias pueden ser una poderosa herramienta para marcar una diferencia en el futuro de tus hijos.

Fuentes: Usable Knowledge – Harvard University y Boston.thebasics.org

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos 
Dinámica para valorar nuestras característicasLibro de la Semana: El Estofado del Lobo