¡¡Auch mi hij@ muerde!!!

Qué hacer para evitarlo


 Morder es una conducta bastante común entre los niños pequeños y por lo mismo existe mucha preocupación al respecto entre los padres. Comprender qué razones hay detrás de esta acción nos puede ayudar a tomar medidas efectivas que permitan reducir o eliminar la conducta.

¿Por qué usualmente muerden los niños?

  • Para aliviar los dolores de la dentición.
  • Explorar causa – efecto (“¿Qué pasa si es que muerdo?”).
  • Experimentar la sensación de morder.
  • Satisfacer la necesidad de estimulación oral.
  • Necesidad de actividad.
  • Se siente abrumado por el ruido, luces o nivel de actividad del lugar.
  • Imitar a otros niños o adultos
  • Sentirse con el poder y control.
  • Llamar la atención.
  • Defenderse.
  • Comunicar, ante la falta de lenguaje, necesidades como hambre o fatiga, o expresar sentimientos difíciles como la frustración y la rabia.

¿Cómo puedo prevenir esta conducta?

Para poder prevenir es necesario poder anticipar y para eso te recomendamos observar cuidadosamente al niño (ojalá llevar un registro) y responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué paso justo antes de que mordiera?
  2. ¿Con quién estaba jugando?
  3. ¿Quién fue mordido? ¿Es siempre el mismo niñ@ o cambia?
  4. ¿Qué estaba haciendo tu hij@?
  5. ¿Dónde estaba tu hijo?
  6. ¿Quién estaba a cargo de cuidarlo?

Teniendo esta información puedes buscar patrones que te ayuden a anteponerte a esta situación. Tal vez las mordidas tienen siempre un mismo evento gatillante (por ejemplo: le quitan un juguete), momento del día (ejemplo: momento de transición entre una actividad y otra o algo que le resulta difícil de hacer), un niñ@ en particular o tipo de supervisión. Identificar los elementos que promueven la conducta te permitirá hacer cambios en tu rutina que ayuden a reducir o eliminar las mordidas.

¿Cómo puedo responder cuando mi hij@ muerde?

Cada situación es diferente pero aquí te podemos dar algunos consejos:

  • En control: Lo principal es mantener tus emociones a raya, sabemos que esta situación te puede frustrar o enojar pero es necesario mantener la calma para poder intervenir de mejor manera.
  • Decir: Comunícate a través de frases claras y simples, utiliza el lenguaje no verbal para apoyar tu mensaje, recuerda que a esta edad los niños no poseen tanto lenguaje. En un tono firme (pero no agresivo, amenazante, ni con gritos) dile: “No muerdas, morder duele”, “Josefa está llorando, la mordiste, morder duele”.
  • Cambiar el foco: Ahora cambia tu atención hacia el niño o niña mordido. Generalmente cuando un pequeño muerde recibe mucha atención, que aunque sea negativa refuerza la conducta. Cuando los adultos se enfocan en el niño que ha sido agredido transmiten el mensaje de que morder no atraerá más atención hacia ellos. Además, mostrar preocupación por quien fue mordido ayuda a desarrollar la empatía.
  • Nuevas soluciones: Si tu hij@ posee más lenguaje, cuando ya esté calmado pueden conversar sobre otras maneras de resolver sus problemas, por ejemplo: “Si Pedro te quita tu juguete, tienes que decirle “Pedro, ese es mi juguete, dámelo”.

Caso a caso

¿Qué pasa si tu hij@ muerde por falta de lenguaje?
  • Intenta poner en palabras lo que crees que esta pensando/sintiendo, ejemplo: “Estás enojado porque quieres que sea tu turno para usar el triciclo”.
  • Ayúdalo a expresar sus emociones de manera adecuada, ejemplo: “Estás enojado, muy enojado, cuando estás enojado puedes zapatear así”.
  • Dale alternativas apropiadas para su edad, tener la oportunidad de elegir le puede hacer sentir en control y por ende reducir la conducta.
  • Si observas que su lenguaje está poco desarrollado para su edad puedes consultar con un fonoaudiólogo, ver aquí.
¿Qué pasa si tu hij@ muerde por sentirse agobiado frente a estímulos?
  • Reducir los elementos o situaciones que generen sobre estimulación.
  • Darle actividades que entreguen estimulación sensorial, como enrollarse en una manta, darse abrazos de oso, entre otros.
  • Crear un rincón seguro.
¿Qué pasa si tu hij@ muerde molestias por dentición o necesidad de estimulación oral?
  • Ofrecerle un mordedor o un paño frío para morder.
  • En el caso de la necesidad de estimulación oral se le puede ofrecer colaciones más crujientes (y saludables) a lo largo del día.
¿Qué pasa si tu hij@ muerde por necesidad de actividad?
  • Destina cada día tiempo para actividades de movimiento, como salir a caminar o bailar.
  • Conversa con otros adultos que estén a cargo (tías de jardín, abuelos, etc.) para que le den la posibilidad de gastar energía en los otros lugares que visite en el día.

¿Qué NO ayuda a eliminar las mordidas?

  • Evita etiquetar a tu hij@ a partir de esta conducta, ya que esto puede cambiar la imagen que tienes de él/ ella e incluso influenciar su propia auto imagen negativamente.
  • Jamás morder de vuelta para enseñarle que eso duele, ya que sólo lograrás enviarle un mensaje contradictorio que no ayudará, además de constituir agresión a un menor.
  • No avergonzar a tu hijo, gritarle o amenazarlo, eso NO ayuda a solucionar el problema.

Sugue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
El Libro de la Semana: La Tortilla CorredoraCreando un Emboque para desarrollar la motricidad