¿Derecha? ¿Izquierda? Trabajando la Lateralidad

¿Cómo influye la Lateralidad en el Aprendizaje?


Trabajando la lateralidad, la lateralidad se refiere a la capacidad de dominar y reconocer ambos lados del cuerpo, dominarlos y diferenciarlos. Como ya sabemos, la información que recogemos de nuestro alrededor ingresa a través de nuestros sentidos, desde el lado izquierdo de nuestro cuerpo al lado derecho del cerebro y desde el derecho del cuerpo al izquierdo cerebral.

Hasta los 3 años ambos lados realizan similares funciones. Es por eso que los niños hasta esta edad no separan los pies para saltar o empujar objetos y usan ambas manos para comer, dibujar, recoger objetos, etc. Aún no hay una diferenciación de los hemisferios.

trabajando la lateralidad

¿Cómo afecta el Aprendizaje?

Entendiendo que la lateralización es el proceso en el que los niños adquieren la conciencia interna de cómo funciona su cuerpo; los niños que han sido estimulados para lograr comprender sus cuerpos y los lados de éste son capaces de dominarlo de mejor manera.

Aquellos que no logran comprender esta relación mostrarán mayor dificultad para interactuar con el medio que los rodea. Trabajando la lateralidad a medida que vayan creciendo se irá evidenciando con problemas de direccionalidad y conciencia espacial; por ejemplo, al escribir letras y números de manera correcta.

trabajando la lateralidad

¿Cómo Estimularla?

Según la edad de los niños te proponemos algunos juegos para que desarrolles la lateralidad:

  • 0 a 1 año

Como la base de la lateralidad es la conciencia corporal, es importante que al vestir, bañar o jugar con los niños les hablemos de sus cuerpos: Ahora pondremos tu cabeza en este hoyo, después meteremos tu brazo izquierdo en esta manga, luego pondremos el zapato derecho…

Jugar ¿dónde está? ‘escondiéndonos’ detrás de algo o a ambos lados de su cabeza, haciéndolo que estire sus manos o gire su cabeza para buscarlos.

trabajando la lateralidad

  • 1 a 2 años

El equilibrio es vital para la lateralidad, por lo que debemos ayudarlos a enfrentar diferentes obstáculos que desafíen su estabilidad, poco a poco lo harán de manera más independiente. Intentemos enfrentarlos a diferentes juegos en parques donde deban intentar escalar, subir escaleras, correr, etc. dichas experiencias fortalecerán sus músculos y les dará mayor estabilidad.

trabajando la lateralidad

Jueguen a la mímica, imiten animales, ya que al gatear y reptar se establecen patrones que intercalan extremidades. Si ya saltan, comiencen a intentar que lo haga con las rodillas flectadas y luego estirarlas, como un sapo.

  • 3 a 4 años

Jugar al conejito, ubicándose con manos y pies en el suelo y saltar hacia adelante; esta actividad también hace que dividan al cuerpo en dos: arriba y abajo, por lo que se les hará más difícil.

La caminata del oso consiste en caminar con la pierna y brazo del mismo lado a la vez, comiencen haciendo que los niños se tomen la parte baja de su pierna con su mano para caminar (mano derecha con pierna derecha e izquierda con izquierda).

  • 4 años y más

Trabajando la lateralidad con canciones como el Hockey Pockey serán entretenidas y nos ayudarán a recordar las partes y lados del cuerpo.

Ponerles una cinta alrededor de la muñeca también les ayudará a recordar los lados.

Jueguen poniendo una caja en el patio, hagan que los niños se paren detrás y salten hacia la derecha o izquierda. Recuerden que si están mostrando deberán hacerlo de manera inversa para que los niños no se confundan (espejo).

Jugar al espejo, imitando los movimientos de otros ayudará a la conciencia corporal y el equilibrio.

trabajando la lateralidad

¡Recuerden! Cada vez que ‘desequilibramos’ a los niños estaremos trabajando para que logren fortalecer su equilibrio.

Sigue Navegando

Y ya sabes… Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Motricidad.
Responsabilidades para nuestros Niños“Mi papá” de A. Browne… especial Día del Padre