"Un Libro" de Hervé Tullet

Un libro para jugar


¿Qué habrá que hacer en la próxima página?
¿De qué colores serán los puntos?
¿Habrá que tocarlos, sacudirlos, frotarlos?

Descubre este entretenido libro, ideal para incentivar el amor por los libros en niños de 2 a 5 años.

Con círculos rojos, amarillos y azules, los cuales cambian de lugar, se ponen en fila, crecen y hasta están en riesgo de caerse fuera del libro, el autor invita al niño a interactuar con ellos soplándolos, agitándolos, frotándolos…

Gracias al movimiento de los círculos los niños se van compenetrando con el libro de una forma lúdica y divertida.  Los niños realmente creen que sus acciones están controlando el libro. Y esta es la magia de la infancia.

Juego de movimiento

Con este juego puedes estimular la motricidad gruesa, el lenguaje comprensivo, el reconocimiento de colores y el conteo. Antes de jugar debes recortar círculos de cartulina grandes y pequeños de color rojo, amarillo y azul. Si quieres los puedes laminar para que te duren más.

Luego, invita a los niños a jugar dándole distintas instrucciones. Esta es una gran manera de combinar las habilidades de escucha y el desarrollo motor grueso.

juego-de-movimiento

Aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • “Salta en un círculo rojo”
  • “Muévete lentamente a un círculo azul”
  • “Salta 5 veces sobre el círculo amarillo”

 Actividad de matemáticas: Collar de Patrón

Realizar patrones estimula el pensamiento lógico de los niños. Una gran idea es realizar un collar siguiendo un patrón como se muestra en la fotografía.

collar

 Actividad de Creatividad

Con pinturas  de distintos colores y la goma de borrar de un lápiz, tu hijo puede realizar una hermosa obra de arte.

puntos

 

¡Mira cómo se juega con “Un Libro”!

Ficha del Libro

  • Título: Un Libro
  • Autor: Herve Tullet
  • ISBN: 9786074003765
  • Editorial: Oceano Travesia

¿Dónde lo encuentro?

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con El Libro de la Semana

 

Habilidades para la vida: ComunicaciónLa fantasía y la creatividad ayudan a desarrollar las funciones ejecutivas