El refuerzo positivo más poderoso

Inteligencia v/s Esfuerzo


“¡Eres la mejor nadadora!”, “¡Eres seco!”, “Eres la más inteligente”, son frases que comúnmente decimos a nuestros niños con la mejor intención de comunicarles nuestro aprecio por lo que hacen y reforzarlos positivamente.

Sin embargo, los estudios indican que tenemos que pensarlo dos veces antes de elogiarlos por ser “inteligentes” o “talentosos” debido a que estos conceptos tienden a visualizarse como algo “estático”, algo que traes o no traes de fabrica. Decirle a alguien que es inteligente se toma como una característica de la persona, es como decirle que es alto, ¿qué tiene que ver el niño con ser alto? No mucho, se lo debe a la genética y no tiene control sobre eso. Reforzar al niño por estas características de inteligencia o talento le hace asocia sus éxitos o fracasos no a lo que hace o al empeño que pone para alcanzar una meta, sino a algo que viene en mayor o menor medida con él.

¡Viva el esfuerzo!

Carol Dwek, reconocida experta de la Universidad de Stanford, señala que resaltar el esfuerzo puesto en el logro o realización de alguna tarea es más beneficioso que elogiar la inteligencia de un niño.

Cuando a los niños se les enseña el valor de la perseverancia y trabajar duro al enfrentar un desafío, están más propensos a sostener su motivación e incluso su autoestima, porque entienden que esa es la vía para aprender y superarse. Aquellos niños que están acostumbrados a ser elogiados por su esfuerzo tienden a atribuir sus fracasos al esfuerzo, sin embargo aquellos que suelen ser elogiados por su inteligencia o talento tienden a atribuirlos a falta de habilidad, lo que a la larga puede afectar su autoestima y seguridad en si mismos, y llevarlos a evitar desafíos por el riesgo que existe a fallar.

¿Cómo lo digo?

La clave para influir en la percepción que tienen de ellos mismos parte en la comunicación, en cómo los padres y educadores les trasmitimos este refuerzo positivo. Enfocarnos en el esfuerzo le da la sensación al niño de que tiene poder sobre su desarrollo y aprendizaje, y que su potencial no tiene límites.


La creencia de que la inteligencia puede crecer o desarrollarse con persistencia, esfuerzo y foco en el aprendizaje nos permite perseverar y no rendirnos cuando hay barreras que enfrentar.

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
Opposite Bingo: Play and Learn new vocabularyTe presentamos a Elia y sus Amigos