¡Mi hijo no termina nada de lo que empieza!

Atención y planificación


En contacto con padres que están en busca de encontrar los mejores métodos y maneras de educar a sus hijos, es común oír desahogos, tales como: “No sé qué hacer, mi hijo no termina nada de lo que empieza presta atención a lo que digo”, “tiene dificultad para terminar todo lo que comienza!”. “¿Acaso sufre algún trastorno?”. Distraído, desatento, inquieto también son algunas de las palabras que solemos notar en los comentarios y preguntas que los padres realizan con frecuencia.
Es fácil comprender esta preocupación, después de todo, los niños con dificultades para mantener el foco y la atención suelen presentar también:
  • Dificultades en el proceso de aprendizaje
  • Dificultades de socialización
  • Baja autoestima
Tales problemas no siempre están asociados a un trastorno. En realidad, sólo un buen profesional es capaz de diagnosticar si el niño sufre o no de trastorno de déficit atencional. Lo más común es encontrar niños que sólo necesitan más ayuda para concentrarse y prestar atención. En varios casos, se trata de niños muy inquietos porque están todo el día en departamentos y no tienen mucha oportunidad para ejercitarse. O de niños de temperamento expansivo, que difícilmente se concentran por mucho tiempo en una misma actividad: apenas terminan una, ya quieren luego pasar a otra.

¿Cómo ayudar a los niños con esta dificultad?

En el caso de los niños de temperamento expansivo – que rápidamente pierden el interés por las cosas y, por lo tanto, se desconcentran o incluso abandonan una tarea – tres estrategias son muy válidas:
  • Hacer, una y otra vez, una parte de la actividad junto con el niño
  • El uso de elementos lúdicos para conquistar o mantener su atención (cantar una canción, contar una breve historia)
  • Siempre tener mucha paciencia.
Los padres también pueden ayudar:
  • Proponiendo actividades de normalización
  • Reduciendo la exposición indiscriminada a estímulos electrónicos (TV, tablet y celular)
  • Incentivando la práctica de deportes y de juegos al aire libre
  • Estableciendo una rutina que dé seguridad y refuerce la disciplina.

juegos para la atencion

Alentar a los niños a realizar tareas sencillas relacionadas con la rutina doméstica es excelente tanto para que desarrollen la autonomía, como para ayudarles a entrenar el foco y la atención.

Pero antes de realizar las actividades propiamente dichas, es bueno tener en cuenta estos consejos:

1. Es importante establecer tareas que tengan comienzo, medio y fin claramente definidos.
2. Disminuir los estímulos del ambiente que no tengan relación con la actividad propuesta. Evita, por ejemplo, conectar el televisor o interrumpir a tu hijo para hablar de algún asunto que no tenga relación con la tarea que se está realizando.
3. Ayuda a tu hijo a identificar qué pasos son necesarios para que la tarea se ejecute. Si sabe leer, pueden hacer una lista con el paso a paso o hacer uso de imágenes que ilustran lo que se debe hacer.
4. Disciplina y repeticiones ayudan a los niños a completar sus tareas. Por eso es necesario que los padres tengan constancia al establecer la rutina.
consejos para atencion
5. Después de la finalización de la tarea, pídale al niño explicar cómo llegó hasta allí. Dike, por ejemplo: “¡Qué grande, pusiste la mesa para la comida! ¿Qué has hecho primero? “, Entonces espera a que de la respuesta, y pregúntale lo que hizo después hasta la finalización de la tarea. Si es necesario, ayúdalo a recordar el paso a paso.
6. Reforzar al niño positivamente. Esto ayuda a los pequeños a desarrollar la confianza y la autoestima. Este gesto también permite que sepa lo que se espera de él/ella y qué pasos debe seguir para alcanzar una meta.
7. Recuerda valorar el esfuerzo en la realización de una tarea en lugar de considerar sólo si los resultados han sido o no satisfactorios.
6. Tareas domésticas para ayudar a su hijo a desarrollar foco y atención
A los padres, además de tener persistencia y paciencia, una dosis extra de diálogo y afecto con los niños que tienen dificultad en mantener la atención. Lo importante es no desanimarse. Se breve y da orientaciones sencillas. Repite las instrucciones tantas veces como sea necesario.

¡Celebre cada pequeña conquista!

Por último, fomentar en los niños distintos hábitos como de higiene o vestirse solos, ayuda a la planificación de las acciones y a enfocar la atención en la tarea a realizar. Para ver ideas en relación a esto te invitamos a ver:

 

Sigue Navegando

 

Recuerda que Siempre es Tiempo para #Aprenderjuntos con Actividades de Pensamiento

Retrasos en el Lenguaje: Cómo Identificar, Prevenir y RemediarMi cuerpo es un regalo de Vinka Jackson