Le hago caso al papá y...¿a la mamá?

“Se porta mucho mejor con el papá que conmigo”

“Al papá le hace caso inmediatamente”

“Llego yo a la casa y ya no quiere comer”


¿Te son familiares estas expresiones? está claro que los niños desde pequeños saben muy bien cómo comportarse con cada adulto. Seguramente la madre pasa mucho más tiempo con el niño/a y esto también desgasta más y hace más difícil mantener la autoridad y la consistencia en los límites. Si el padre está mucho menos tiempo, le resultará más fácil ser constante en el trato con el niño/a.

AprederJuntos conversó con especialistas en este tema y compartimos con ustedes los consejos que nos dieron:

Acordar los límites

Es importante acordar con el padre del niño qué conductas serán aceptadas y cuáles no. Se deben apoyar mutuamente, con el fin de que el niño sienta que los límites están claros independiente del adulto que esté presente.

Reducir  las llamadas de atención

No le llames la atención por el mismo motivo más de tres veces. Hazlo sin gritarle, pero segura de tus palabras y háblale a su altura. Si a la 3° vez continua con su comportamiento puedes tomar algún tipo de medida previamente conocida por el niño. Puede ser por ejemplo una “retirada de privilegio”. El mensaje que le das al niño es que a la tercera vez habrá una consecuencia, quizás ahora está acostumbrado a que le llamas la atención pero que en realidad no pasa nada.

Cuidado con las palabras

Buscar alternativas al “no” y al “le voy a decir al papá cuando llegue”. En vez de “no  pintes las paredes” intenta usar la versión positiva “pinta en tu block”. En relación a la segunda afirmación, pasarle la responsabilidad al padre socava tu autoridad, para el niño el mensaje es  “¿Por qué debería escuchar a mamá si ella no va a hacer nada de todos modos?”. Los niños razonan y piensan!! Y no menos importante, tú estás poniendo a tu pareja en un papel de policía malo inmerecido.

Refuerzo positivo

Es fundamental construir una relación entre las conductas positivas y la atención que le das a tu hijo. Es por esto que frente a una conducta positiva muéstrate cercana e interesada, elogiando lo que está haciendo.

Esperamos que estos consejos te sirvan, ¡cuéntanos cómo te resultan y si tienes algún otro tip ¡no dejes de comentarlo!

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
Un chico de pelo largo de Benjamín LacombeJuegos para aprender los números