La llegada de un nuevo herman@

Consejos para evitar los celos


La llegada de un nuevo hermano a la familia puede ser una experiencia difícil para un niño, algo absolutamente normal ya que implica compartir su espacio y la atención de sus padres con otro. Según la autora del libro “Siblings Without Rivalry” (Hermanos sin rivalidad) Adele Faber, la llegada de un hermano es interpretada como un “menos para mi”: menos brazos, menos sonrisas, menos atención, lo que puede sentirse muy amenazante. Los celos pueden manifestarse de diversas maneras, como regresión (quiere dormir en la cuna de la guagua, amamantar o deja de controlar esfínter) o comportamientos desafiantes (intentar agredir al recién nacido, irritabilidad, enojo con la madre, travesuras), conductas que surgen como un llamado de atención.

La buena noticia es que podemos ayudar al nuevo hermano mayor a ajustarse a su nueva posición en la casa y hacer que este cambio de vida sea más amable siguiendo estos consejos.

Antes del nacimiento

Qué esperar: La guatita crece y poco a poco se va haciendo más evidente la presencia del nuevo hermano para tu hijo mayor. Tu ánimo puede estar fluctuante, tu energía va a cambiar, y es posible que estés menos disponible para tomarlo en brazos, jugar con él o ella en el suelo o salir a pasear. Comenzarán a aparecer cosas de la guagua en la casa y gente le preguntará continuamente si está emocionado por la próxima llegada del nuevo integrante… Lo complejo de todo esto es que esta presencia de la guagua es poco concreta, existe pero no la puede ver…algo confuso para ellos o no?

Consejos: 

  • Evita que cambios importantes en la vida de tu hijo (como: sacar el pañal, cambiarlo de pieza, comenzar el jardín) tengan lugar cerca de la fecha probable de parto, con el fin de que no los asocie a la llegada de su hermano, sino con que está creciendo.
  • Lean libros sobre la llegada de un nuevo hermano para que esta experiencia se haga algo más concreta.
  • No tener a la guagua como excusa. Evita decirle a tu hijo que no puedes tomarlo en brazos o hacer ciertas cosas por la guatita. En vez, di que le duele la espalda o algo que no permita que relacione a la guagua con limitaciones en las cosas que habitualmente han hecho y que puedan generar resentimiento hacia él o ella.
  • Evitar crear falsas expectativas. Si le dices que la guagua va a ser su nuevo compañero de juego puede que se desilusione al ver que prácticamente lo único que hace es dormir y tomar leche!! En vez, cuéntale cómo va a ser en realidad e incluso puedes llevarlo a visitar a alguna guagua para que vea de qué se trata.
  • Habla de “nuestra guagua”, “tu guagua”, etc. para que sienta que esa personita que viene en camino también es parte de él.
  • Cercano a la fecha del nacimiento cuéntale lo que pasará ese día: irás al hospital (ojalá se lo pudieras mostrar), tendrás a su hermano y luego irán juntos a la casa.

En el hospital

Qué esperar: La rutina de tu hijo mayor probablemente va a cambiar en 180 grados cuando te tengas que ir al hospital y lo más impactante de todo es que cuando vuelvan a verse tú vas a haber mutado en 2!!! y esa cosita chica que esta contigo no va a volver a estar dentro de ti ni se va a quedar en la clínica, no, no, no, se va con ustedes a la casa!!!

Consejos: 

  • Has que tu hijo mayor sea la estrella del show. Ten tus brazos abiertos para recibirlo, dale algo de atención individual antes de presentarle a la guagua y cuando sea el momento de verse por primera vez puedes entregarle un lindo regalo que su hermano “le trajo”.
  • Involucra a familiares y amigos, pídeles que saluden primero a tu hijo mayor cuando vayan de visita y que le tomen fotos igual que al nuevo integrante.

En la casa

Qué esperar: Esa persona pequeña comienza a ocupar mucho espacio, tiempo y energía de sus papás. Tu estarás recuperándote físicamente y adaptándote a menos horas de sueño, y con menos energía para dedicarle a él o ella. Personas vendrán a visitarlos, pero él ya no será el foco de atención como lo era antes.

Consejos: 

  • Dale un rol al hermano mayor. Pídele que reciba a las visitas y que sea él el encargado de presentar a la guagua.
  • Cuando personas cercanas estén de visita, pídeles que te ayuden con tu guagua y así puedas pasar tiempo con tu hijo mayor.
  • La hora de amamantar puede ser una fuente de celos, así que para que no se sienta desplazado invítalo a sentarse junto a ti para leer una historia mientras alimentas a tu guagua.
  • Involúcralo en ciertas rutinas, puede ser el encargado de ir a buscar el pañal, hacerle “shhhh” mientras lo mudas, sostener la toalla al momento del baño. Pídele consejos sobre cómo entretenerlo, qué ropa ponerle, etc.
  • Cuéntale de las ventajas que tiene ser más grande: puede hablar, tomar helado, caminar, andar en triciclo, jugar con amigos, etc. En cambio cuando se es guagua muchas de esas cosas no se pueden hacer.
  • Cuando regalonees con tu guagua y el hermano mayor ande por ahí, dile lo afortunado que es de tener un hermano grande como él, si se acerca y tu guagua se ríe dile que probablemente esta contento porque está ahí ya que sólo hace ese gesto cuando está él.
  • Usa un portabebé o fular para cargar a tu guagua y tener los brazos disponibles para jugar y ayudar a tu hijo mayor cuando lo necesite.
  • Aunque sea difícil, intenta dejar algo de tiempo para dedicarle exclusivamente, eso le ayudará a entender que sigue siendo importante.
  • Abraza a tu hijo mayor, dale besitos, regalonéalo y dile continuamente lo mucho que lo quieres. Tiene que sentir que sigue teniendo un lugar privilegiado en la familia, que el amor crece con la llegada de un hermano y que hay suficiente para todos.

Libros para preparar la llegada de un hermanito

Aquí te dejamos algunos libros que pueden ayudar a preparar a tu hijo o hija para esta nueva etapa.

img_5986-1

  1. Espero un hermanito de Marianne Vilcoq- en Buscalibre.cl y Librería Antartica
  2. Laura tiene un hermanito de Liesbet Sleglers – en Buscalibre.cl
  3. Mamá, ¿Qué se mueve ahí dentro? de Bernardita Romero – en Librería Antártica y Feria Chilena del Libro

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener la armonía en la casa y recuerda que los celos son normales en esa etapa.

Sigue Navegando

Siempre es tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
Libro de la Semana: Cuenta Ratones¡¡A enamorarse de la lectura!!