La fantasía y la creatividad ayudan a desarrollar las funciones ejecutivas

Juguemos a ser….


Según un estudio publicado en el Journal of Experimental Child Psychology en mayo de este año señala que el juego de roles… hagamos como si? ayuda a desarrollar las funciones ejecutivas de los niños.

¿Por qué?

En los juegos de roles los niños deben crear diálogos a nivel mental, es decir si una niña juega a ser una mariposa agitará sus brazo imitando las alas. Esto no ocurre en la vida real lo que implica que el niño debe seleccionar ciertos patrones y cambiarlos en caso de adoptar otro rol o comportamiento en el juego. Este hecho implica flexibilidad, mantener la atención en el juego, seleccionar la conducta apropiada, planificación, entre otras habilidades cognitivas. 

ninos-disfrazados

Aquellos niños que se vieron más involucrados en el juego creando historias con más elementos fantásticos les fue mejor en las tareas de memoria. Así, según la evidencia, se cree que la fantasía implícita en los juegos de roles ayudaría al desarrollo de las funciones ejecutivas.

imaginación y funciones ejecutivas

Si bien, ningún estudio ha explorado la causalidad de la imaginación con las funciones ejecutivas, este estudio demuestra que los juegos de roles permiten a los niños obtener mejores resultados en los test de memoria, atención, solución de problemas, entre otros. Haz click aquí si quieres conocer más de este estudio.

imaginación y funciones ejecutivas

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
“Un Libro” de Hervé TulletJuego con mayúsculas y minúsculas