La clave para prevenir el comportamiento desafiante

Estudio revela cómo reducir estas conductas en la sala de preescolar


Los niños que manifiestan tempranamente conductas disruptivas están sujetos a un mayor riesgo de padecer efectos negativos a corto y largo plazo, por eso es importante tomar cartas en el asunto. Un estudio realizado por Amanda Williford, investigadora y docente asociada de la Facultad de Educación de la Universidad de Virginia, indica que si estos niños logran formar una relación positiva y fuerte con sus profesores tienden a mostrar mayores habilidades sociales y de comportamiento.

“Este estudio muestra que construir una conexión fuerte y de apoyo con un niño pequeño, donde la educadora lo conoce y acepta como es, es importante para el éxito temprano de ese niño en el colegio, especialmente en aquellos casos donde muestra un comportamiento desafiante en la sala” dice Willford.

Pero…¿Cómo construir esta relación?

Para este estudio se utilizaron 2 estrategias de interacción uno a uno entre educadora y niño. La primera es la llamada “Banking Time” que a grandes rasgos consiste en que la educadora periódicamente dedica un tiempo a interactuar de manera personalizada con el niño que presenta conductas disruptivas en la sala de clases. En estas sesiones el niño o niña es quien decide a qué jugar y también lidera este juego, mientras la educadora observa y narra lo que hace. Para ver más detalles sobre esta estrategia haz click aquí.

La segunda estrategia se llama “Child Time” y en este caso no se especifica cómo para el tiempo, o sea pueden dedicarlo a jugar con el niño (similar al Banking Time) o también a desarrollar habilidades académicas tempranas, como realizar alguna actividad de matemáticas o alfabetización.

Las evidencias

Durante el estudio, el cual incluyó a 183 educadores y 470 niños entre los 3 y 5 años. Los educadores jugaron con 3 niños (individualmente con cada niño) en un horario regular 2 o 3 veces por semana, en sesiones de 10 a 15 minutos, por 7 semanas.

El estudio encontró que al aumentar el tiempo que pasa el educador con niños que muestran conductas desafiantes, ya sea a través de Banking Time o Child Time, mejora el comportamiento del niño. “Cuando los educadores pasan tiempo individual con un niño, esto por si sólo parece mejorar su comportamiento, de acuerdo a profesores y padres. El mensaje aquí es tan simple como que pasar tiempo con un niño puede ayudarlo a ser más exitoso en la sala de clases” señala Williford.

La sala de preescolar es un lugar donde los niños pueden aprender habilidades esenciales para su etapa escolar, pero a menudo aquellos que presentan comportamientos disruptivos pierden oportunidades de aprendizaje. Este estudio reafirma que las intervenciones enfocadas en incrementar las interacciones positivas entre maestros y niños puede tener impacto en la percepción que los adultos tienen de ellos y también en la calidad de estas interacciones.

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos
El artista que pintó un caballo azulEstrategia “Banking Time” para utilizar en la sala