Juegos para mantener el foco de atención

Desarrollando una habilidad clave


En niños pequeños mantener el foco se refiere a estar alerta y orientar la atención en la dirección correcta para conseguir un objetivo, pensemos por ejemplo en un niño de 1 año y medio tratando de tomar comida con su cuchara para llevársela a la boca.

Esta habilidad es muy importante ya que nos permite llevar a cabo tareas cotidianas, estar conectados con lo que sucede a nuestro al rededor, perseverar y también captar información importante. De hecho, junto con las habilidades de lenguaje y matemáticas, las habilidades de atención y concentración son predictoras del éxito escolar.

A jugar para promover la focalización

Aquí te presentamos algunos ideas simples y entretenidas para fomentar esta habilidad.

  • Juegos de adivinanzas

Preguntas como: “Estoy pensando en un animal que tiene 4 patas largas y flacas y un cuello largo ¿Adivinas cuál es?”, “Estoy pensando en una persona que vive en esta casa y su nombre empieza con el mismo sonido que c-c-conejo” o incluso las adivinanzas tradicionales requieren que los niños pongan atención para captar las pistas que les permitirán encontrar las respuestas.

  • Puzzles

Puedes comprar puzzles o hacerlos en la casa con recortes de revistas o fotos. Esta actividad requiere mantener el foco para poder ir uniendo las piezas para reconstruir la imagen.

  • Luz verde – Luz roja

Para jugar este juego, una persona debe ser el semáforo y los otros participantes deben tratar de tocarlo. El niño semáforo se pone en un extremo del lugar, mientras que los demás se ubican en el otro extremo uno al lado del otro en una linea de partida. El niño semáforo les da la espalda a los demás y dice “luz verde”, en ese momento los otros niños se mueven para llegar a tocar al semáforo, pero cuando este dice “luz roja” se da vuelta a mirarlos y ellos deben quedarse quietos como momias, si alguien se mueve debe salir del juego. El juego continúa de esa manera, sale ganador el niño semáforo si todos los niños quedan fuera del juego antes de tocarlo (esto sucede si se mueven durante la “luz roja”), de otra manera gana el o la niña que logra tocar al niño semáforo. Si eso sucede, el ganador toma el lugar del semáforo y el juego vuelve a comenzar.

  • La campana

Este es un juego que se realiza en las salas Montessori y consiste en que cada participante tiene una campana, todos deben moverse en círculo o como prefieran, la idea es que la campana no debe sonar. Cuando ya estén más diestros para jugar puedes desafiar a los niños a moverse más rápido, lento o seguir patrones de movimiento.

¡Ahora a jugar!

Extraido de The Mind in the Making

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Pensamiento
¡A Bordar!: Motricidad y mucho más…Libro de la Semana: Simón, El Duende Caprichoso