De la prensión pinza a la escritura

Julio 06, 2017

Masa, rasgado, lápices


El desarrollo motor humano pasa por diversas etapas a lo largo de la vida de acuerdo con la fase en que el individuo se encuentra. Estas etapas son de extrema importancia para la adquisición de ciertas habilidades que se utilizarán para toda la vida.

Este es precisamente el caso del movimiento de pinza el cual es fundamental para la realización de tareas cotidianas, como la escritura, por ejemplo.

La importancia del movimiento de pinza para la escritura

Si hay algo muy común estos días es escuchar varios cuestionamientos y comentarios acerca de la calidad de la escritura de los niños. Lo que sucede es que, según estudios de la Psicogénesis de la Lengua Escrita, el proceso de la escritura en sí está siendo forzado dejando de lado ciertos hitos o etapas fundamentales. Este es un proceso que involucra muchas etapas que van desde la instrumentación hasta habilidades psicomotoras que son las que requieren madurez y entrenamiento muscular preparando dedos y brazos para el acto de la escritura en sí.

Por lo tanto, para que el niño consiga tener una escritura legible es necesario atender a todos los aspectos que involucran su desarrollo, es decir, toda la conquista del esquema corporal que engloba el equilibrio estático y dinámico, movimientos amplios, estiramientos y el movimiento de pinza así como el entrenamiento de la musculatura de los miembros superiores. Por lo tanto, para escribir con legibilidad el niño necesita haber adquirido la prensión. Así conseguirá sujetar el lápiz correctamente, apoyar el brazo de manera adecuada en la mesa teniendo el soporte necesario previniendo dolores derivados de la mala postura.

Cómo entrenar y desarrollar el movimiento de pinza

Para entrenar y desarrollar el movimiento de pinza en los niños tanto las educadoras y los padres pueden ofrecer experiencias que ayuden a desarrollarla:

  • Actividades con arcilla o masas.

  • Los trabajos manuales como rasgar papel, enrollar bolitas de papel, transportar materiales, dibujar, pintar o incluso el lanzamiento de bolitas de periódico.

El entrenamiento de dibujos de cuadrados, círculos y otras formas geométricas también es fundamental para que posteriormente el niño consiga dibujar los símbolos pertenecientes a nuestro alfabeto. Además a través de estas figuras geométricas los niños desarrollan la habilidad de realizar trazos horizontales, verticales, inclinados y también circulares.

Así, con actividades desde que los niños son pequeños podemos comenzar a estimular y a pavimentar el camino de la escritura.

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Motricidad Fina

Comments

comments

Grandes aprendizajes en la vida cotidianaLittle Cloud – Eric Carle Book of the Month