¿Cuándo y por qué consultar con un Terapeuta Ocupacional?

“Mi hijo tiene problemas con los botones y las etiqueta de la ropa”

(Mamá de un niño de 3 años 6 meses).

“Necesita estar en constante movimiento ¡no puede estar ni un segundo quieto”

(Mamá de un niño de 4 años y 5 meses)

“No le molesta cuando tiene la cara sucia, es como si no se diera cuenta que está lleno de yogurt o con los moquitos largos”

(Mamá de un niño de 5 años  8  meses)

Las expresiones descritas anteriormente son de madres que sus hijos fueron derivados a terapia ocupacional ya que necesitaban ayuda para desenvolverse mejor en su medio escolar y social.

En los últimos años numerosos niños han sido derivados a Terapia Ocupacional, pero muchos padres no saben o no tienen claro de qué se trata esta especialidad que día a día ayuda a miles de pequeños. ¿Qué es la terapia ocupacional?, ¿cómo es el trabajo que se realiza con niños en edad preescolar?, ¿Cuándo debo llevar a mi hijo a consultar a este especialistas?, estas y otras interrogantes las contestaremos en el siguiente artículo.

TO josefina drapela

Comenzaremos explicando ¿qué es la terapia ocupacional? Tenemos que tener claro que la Terapia Ocupacional es una profesión del área de la salud que tiene por objetivo evaluar e intervenir en aquellos aspectos que influyen en el desempeño de las personas. Es importante mencionar que esta especialidad considera de gran importancia el contexto en el cual se desenvuelve el sujeto ya que es ahí donde realiza sus ocupaciones y presenta las dificultades, es por esto que es fundamental considerarlo al momento de realizar el tratamiento. En otras palabras, en la terapia ocupacional se toma en cuenta todos los aspectos del “hacer” de las personas con el fin de lograr desarrollar al máximo su autonomía y lograr desenvolverse bien en distintos lugares y situaciones.

En relación a la Terapia Ocupacional en niños pequeños, nos contactamos con la especialista Josefina Drápela. Ella nos cuenta que “la Terapia Ocupacional infantil se orienta hacia un diagnóstico y tratamiento de dificultades de procesamiento sensorial, retraso  en el desarrollo psicomotor, organización de la conducta y dificultades a nivel socio-emocional entre otros, que impactan la participación significativa del niño en sus actividades cotidianas.” El tratamiento debe tener un enfoque lúdico, tomando en cuenta las necesidades y las dificultades particulares que cada niño presenta.

terapia-ocupacional-004

Una pregunta muy importante a tener en cuenta y que muchos padres se hacen es ¿en qué conductas de mi hijo me tengo que fijar, ya que podrían significar que requiere de un especialista?

En algunos casos las señales se relacionan con la motricidad fina: niños que presentan dificultades para tomar el lápiz, tijeras o al utilizar otras herramientas. En otros, pueden ser niños con problemas en la motricidad gruesa: presentan dificultades al correr, subir o bajar escaleras, saltar, etc.

Otro grupo de niño que se puede ver favorecido con este tipo de terapia son los niños hiperactivos: niños que les cuesta mucho permanecer sentados, empujan objetos como sillas o mesas y presentan problemas para retener y seguir instrucciones. Así también, el grupo de niños opuesto a este: niños que siempre se les ve cansado, con sueño, chocan con las cosas y tienen un ritmo de ejecución más lento a lo esperado.

Una señal que a muchos padres les llama la atención, pero que no siempre saben interpretar, es cuando los niños tiene problemas con las texturas: les molestan las etiquetas y las costura de las prendas, tienen dificultades con los botones o al manipular algún material con las manos (plasticina, témpera, greda, etc.).

Como se puede observar, la Terapia Ocupacional es una especialidad que puede ayudar a una gran variedad de niños, considerando sus necesidades y respetando las características propias de la edad. Lo importante es que como padres, estemos dispuestos a recibir esta ayuda para facilitar el quehacer de nuestros hijos en los distintos contextos en los que se tienen que desenvolver.

TO

Contacto

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Artículos

 

El zoo de Joaquín por P. BernasconiPoesías para disfrutar del lenguaje