Criando Niños Empáticos: ¿Cómo te sientes?

Actividades para ponerse en el lugar de otros


Una de las habilidades sociales más importantes y difíciles de desarrollar en los niños es la empatía: responder y entender de manera comprensiva a lo que otros sienten.

Es importante enseñarles a los niños a pensar en otros antes de actuar, así como a intervenir cuando presencian situaciones donde otros pueden estar en una situación incómoda y en la que ellos puedan ayudar; de esta manera estaremos creando adultos proactivos y socialmente activos.

Actividades para desarrollar la Empatía

  • Categorizar Sentimientos

Pídanles a los niños que se pongan en diferentes situaciones e identifiquen cómo se sentirían:

  • Si vieran a alguien que está siendo molestado por otros
  • Si alguien los estuviese molestando a ellos
  • Si ellos mismos estuviesen molestando a alguien

Identifiquen estos sentimientos y nómbrenlos: enojo, frustración, miedo… Es importante mencionar que está bien sentirse de esta manera, pero que nunca está ‘bien’ reaccionar de una manera violenta o haciendo algo que no les gustaría que les hicieran, como herir a alguien intencionalmente.

Propongan posibles soluciones a las diferentes situaciones y pónganlas en práctica.

angry

  • Diferente y Similar

Conversemos sobre cómo somos parecidos y diferentes a la vez:

  • Algunos son altos, otros bajos
  • Algunos rápidos, otros más lentos
  • A algunos les gusta jugar con bloques y otros prefieren el football

Pregúntense: ¿Qué pasaría si fuésemos todos iguales?

Destacando que las diferencias hacen que la vida y los grupos sean interesantes y cómo podemos aprender unos de otros. ¿Qué aporta cada uno al curso/familia? ¿Cuál es el rol de cada uno? Todos somos importantes, especiales y únicos.

  • Ayudando a Otros

Usando las siguientes preguntas ayudaremos a los niños a ponerse en diferentes situaciones para poder ayudar a otros:

  • ¿Cómo puedo saber cómo se siente alguien más?

Posibles respuestas: escuchándolos, preguntándoles, mirándolos, etc.

  • ¿Qué podemos hacer cuando alguien se siente apartado?

Posibles respuestas: tiene una cara triste, no se ríe, llora, juega solo, etc.

  • ¿Cómo podemos alegrar a alguien que no está bien?

Posibles respuestas: prestarles atención, hacerles cariño, invitarlos a jugar, etc.

Después pueden usar un juego de roles donde los niños puedan representar las diferentes situaciones propuestas y cómo actuarían.

ayudando-a-triste

  • “La Regla de Oro”

“No hagas a otros lo que no te gusta que te hagan”; esta regla dorada se debe acompañar con otra que diga: “Trata a los demás como te gusta que te traten”, pregúntenles a los niños qué les gustaría a ellos que los demás hiciesen con ellos, por ejemplo:

  • Me gustaría que alguien me invitara a jugar
  • Me gustaría que me dijeran que dibujo bien

Y pídanles que elijan a alguien y hagan eso con ellos: así atraerán lo que ellos quieren atraer.

Finalmente, es importante modelar y ser constantes al trabajar la empatía con los niños, se deben reforzar constantemente las conductas esperadas, conversar y hacer que los niños reflexionen sobre aquellas que no lo son. Además, debemos observar nuestra propia conducta, ya que si no actuamos como les estamos pidiendo a nuestros niños que lo hagan, difícilmente ellos lo van a hacer; los mensajes opuestos generan conductas opuestas.

Sigue Navegando

Recuerda Enseñar y #AprenderJuntos con las Actividades Socioemocionales.

 

Decodificando y Segmentando en InglésUn chico de pelo largo de Benjamín Lacombe