Construyendo Habilidades Sociales y Emocionales

¿Qué hacer en casa?


Sabemos que los niños aprenden y adquieren muchas herramientas socio-emocionales en sus salas de clases, ya sea al expresar sus sentimientos o trabajar en grupo.

Pero ¿qué podemos hacer en casa? A continuación te sugerimos algunas actividades que te ayudarán a desarrollar estas habilidades en casa.

  • Títeres

Estos sirven para hacer que los niños hablen de sus conflictos y ayudarlos a buscar diferentes soluciones. Los títeres son geniales para introducir y nombrar sentimientos; a los niños les cuesta identificar y verbalizar lo que sienten en diversas situaciones, por lo que al nombrarlos e identificarlos en otros les ayudará a distinguirlos y discriminarlos en ellos mismos.

socio-emo-titeres

  • Pensar en ‘voz alta’

Cuando tus hijos escuchan tu proceso de planificación y pensamiento les ayuda a entender cómo enfrentar los problemas, buscar soluciones y manejar frustraciones. Mientras ellos te escuchen y vean enfrentar los problemas en calma, verbalizarlos y buscar soluciones, ellos también comenzarán a hacerlo; por el contrario, si te observan frustrado, sin saber qué te sucede, ellos también reaccionarán de esa manera ante los problemas.

  • Leer antes de dormir

Es increíble lo que produce esta rutina al finalizar los días, llegando a ser incluso ‘mágico’, ya que se crea una atmósfera de confianza, relajo, conversación e intercambio de ideas, entre otros. No sólo al discutir sobre lo que sucedió en la historia, lo que sin duda ayudará a traer a la conversación diferentes temas que no se hablarían regularmente de no ser por esta instancia, sino que también se genera la oportunidad de hablar de su día, de sus problemas y preocupaciones; la confianza y comunicación entre padres e hijos se debe construir día a día desde pequeños.

leer-antes-de-dormir

  • Trabajar juntos

En lugar de pedirles a tus niños que realicen sus ‘trabajos’ o ‘tareas’ en el hogar siempre por sí solos, háganlas juntos de vez en cuando. También pueden pedirles ayuda para hacer los quehaceres del hogar como: doblar la ropa, poner la mesa, barrer las hojas, lavar el auto, etc. participar en proyectos o tareas juntos a sus padres los hace sentirse útiles y necesarios, responsables y autónomos, además de tremendamente importantes dentro de su casa.

Una sugerencia que les será de mucha utilidad es tener implementos adecuados o pensados para ellos, como una escoba pequeña, una brocha chica para ayudar a pintar o un balde y paño ‘especial’ para que ayuden a lavar el auto; contar con sus propias herramientas les ayudará a ser más autónomos y a hacerse cargo de ellas.

lavando-platos

  • Jugar juntos

Jugar a las cartas, juegos de turnos o crear juegos en el patio como ‘la pinta’ le ayudará a los niños a respetar turnos, cooperar con otros, manejar la frustración, aprender a perder, a manejar la competitividad y muchísimo más. Enfóquense en el juego, en divertirse más que en si se gana o pierde o llevar un marcador.

jugando-juntos

  • Anticipando problemas

Prever posibles situaciones problemáticas les ayudará a tomar ciertas medidas que le irá ayudando a los niños a entender por qué hay situaciones donde se sienten incómodos o les molestan y a manejarlas de mejor manera.

Como al invitar amigos a la casa, ayúdenles a sus niños a guardar aquellos juguetes que no le gusta compartir y que seleccione aquellos con los que quiere jugar junto a sus invitados.

Cuando hayan eventos o situaciones que los sacarán de la rutina explíquenles y anticípenles paso a paso qué es lo que harán, traten de explicar el tiempo relacionándolo con algún programa que vean en la televisión o alguna actividad que realicen, como: esto durará unos 30 minutos, que es lo que dura un capítulo de tu programa favorito, por ejemplo.

desarrollo-socio-emocional

Las habilidades sociales y emocionales de nuestros hijos están desarrollándose constantemente y necesitan de nuestra compañía y apoyo, recuerden que son modelos de conducta y que los niños están observando cómo nos relacionamos con otros o resolvemos nuestros problemas todo el tiempo, por lo que es fundamental que tratemos de actuar como queremos que nuestros niños lo hagan, ya que si enseñamos una forma de comportarse y actuamos de otra, los mensajes que estaremos enviando serán opuestos y no lograremos traspasar lo que queremos.

Sigue Navegando

¡Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con nuestros Artículos!
El Sol de Adela – María José ArceFortalecer tu cuerpo para fortalecer tu escritura