Cerebro feliz v/s Cerebro triste… las diferencias comienzan desde día 1

Noviembre 01, 2017

Las diferencias comienzan en el día 1


 (Fuente: Center for the developing Child –Universidad de Harvad)

El cerebro humano en los primeros años de vida: un periodo clave

Las experiencias que vivimos en la temprana infancia (durante la gestación y de los 0 a 3 años) son de suma importancia para determinar la arquitectura del cerebro humano, generando las bases para todos los aprendizajes posteriores, comportamientos y estados de salud. Nuestro desarrollo cognitivo, emocional y las conductas sociales que manifestaremos como adultos dependen de lo que suceda durante los primeros años de vida.

Un niño feliz es un cerebro feliz

Cuando un niño recibe estímulos positivos, el cerebro secreta oxitocina, lo que favorece los circuitos neuronales que permiten un correcto desarrollo. Este proceso es clave para el desarrollo de la función ejecutiva y las habilidades de autorregulación, las que dependen de tres tipos de funciones cerebrales:

  • Memoria de trabajo
  • Flexibilidad mental
  • Autocontrol

Éstas repercuten en la capacidad de:

  • Fijarse metas y hacer planes y evaluarlos.
  • Tomar desiciones y resolver problemas.
  • Concentrarse y mantener la atención.
  • Seguir reglas y controlar impulsos.

Los niños no nacen con estas habilidades pero nacen con el potencial de desarrollarlas. Entonces, ¿Qué necesita un cerebro humano para lograr su máximo potencial?

  • Nutrición, salud y educación adecuada.
  • Crecer en un ambiente donde se garantice su seguridad y protección.
  • Interacción significativa de la díada padre e hijo: cuando los padres responde a los requerimientos de afecto, estimulación y cuidado de sus hijos se genera un apego seguro, permitiendo modular la respuesta al estrés.

A mejor desarrollo del cerebro y conexiones cerebrales, mejor futuro. Esto repercute en:

  • Logro escolar y mayor nivel educacional.
  • Comportamientos positivos.
  • Buena salud.
  • Trabajo exitoso y mejor sueldo.

Cuando las cosas no salen bien

Si un niño no recibe durante los primeros años los cuidados necesarios para desarrollar su cerebro y, por el contrario, sufre constantes vulneraciones puede sufrir lo que los expertos han llamado estrés tóxico, el que afecta seriamente el desarrollo del cerebro humano.

Estrés tóxico: Una experiencia sistemática al estrés y la producción de la hormona cortisol afecta los circuitos neuronales. Esto significa que se pueden desarrollar “los caminos” equivocados y motivar una poda neuronal de los circuitos neuronales importantes. Esto puede repercutir en el futuro en trastornos como ansiedad, depresión y déficit atencional.

Algunas de las experiencias adversas que pueden afectar el desarrollo:

  • Pobreza
  • Muerte de los padres o cuidadores
  • Abuso físico, emocional o sexual
  • Violencia intrafamiliar
  • Negligencia parental de diverso tipo
  • Criminalidad de los padres
  • Consumo de alcohol y drogas en el contexto familiar

Desarrollándose a toda velocidad

Durante el embarazo un feto puede genera 250 mil neuronas por minuto y al nacer el bebe tiene 100 mil millones de neuronas.

Durante los primeros años de vida, las neuronas forman nuevos enlaces a un ritmo de 700 a 1000 conexiones neuronales por segundo, algo que el cerebro humano nunca consigue nuevamente.

A los 3 años el cerebro infantil es el doble de activo que el cerebro del adulto. El 87% del peso del cerebro ya se ha adquirido a esa edad. Entre un 50% y 75% de la energía consumida en los primeros años de vida está dedicada al desarrollo cerebral.

En los primeros 6 años de vida el cerebro desarrolla conexiones neuronales a velocidades hasta 500 veces mayores que una mente adulta.

Tres aspectos claves en el desarrollo del cerebro

  • Plasticidad: Capacidad del cerebro para aprender de la experiencia. Esta capacidad es mayor en los primeros años de vida y disminuye con la edad.
  • Poda sináptica: El cerebro desecha las conexiones neuronales que no se utilizan para favorecer las conexiones más importantes entre la infancia y el inicio de la pubertad.
  • Epigenética: Ciertas características de nuestros genes pueden ser activados o suprimidos dependiendo de las experiencias que nuestro cerebro experimente en los primeros años de vida. El ambiente SI afecta a nuestros genes.

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo de #AprenderJuntos con nuestros Artículos

 

Comments

comments

Las Aventuras de Beekle: El amigo (NO) imaginario4 entretenidos juegos para la motricidad gruesa: A rodar!!!