Alcancía de la diversión... a trabajar en equipo y con paciencia!

Comparar, razonar y decidir


El colegio está terminando y los días de diversión y relajación están a la vuelta de la esquina:  Helado … natación … y la oportunidad perfecta para enseñar a los niños sobre el dinero!

No te espantes y quédate conmigo por un segundo… suena loco al principio, pero realmente el verano es el momento perfecto para que los niños aprendan sobre la gestión de las finanzas.

Piensa en lo siguiente: los niños constantemente están viendo los precios de los helados o productos que quieren, ven a sus hermanos grandes recibir mesadas, ven a los adultos manipular dinero y escuchan frases como “este juguete es muy caro”, “elige algo más barato”… aunque no sepan su valor real, los niños conocen algo que se llama “plata” y aprovechándonos de esto podemos ayudarlos a desarrollar la habilidad de comparar y razonar antes de tomar una decisión.

Bueno, sigamos… en el verano el ritmo de vida es más lento, tienen la oportunidad de pasar más tiempo de calidad juntos, y muchas de las decisiones de gastos incluyen a los niños. Además, dar a los niños una voz en las finanzas de la familia no sólo les enseña buenos hábitos, sino que también reduce las quejas. Cuando los niños tienen un acercamiento al dinero y al ahorro como un tema familiar (acá queremos ser claras: no es darle la responsabilidad al niño de las finanzas familiares, sino hacerlo partícipe en pequeñas decisiones) son mucho más propensos a entender por qué a veces tenemos que decir que no a algunas cosas con el fin poder hacer otras. ¡Un tarro de la diversión del verano es una manera de hacer una gran lección en relación a este tema!

¿Por qué enseñar a los niños sobre el dinero?

Según T. Rowe Price (2016) Parents, Kids & Money Survey el 71% de los padres tienen al menos cierta resistencia a discutir asuntos financieros con sus hijos. Un dato interesante es que casi la misma cantidad de padre se sienten incómodos hablando de las finanzas familiares (58%) como cuando conversan de la muerte (59 %) con sus hijos. Este miedo conduce a los papás a evitar el tema por completo y permite a los niños crecer sin las habilidades como aprender a elegir, comprender el valor de las cosas, desarrollar su confianza y autonomía al momento de tomar alguna decisión, razonar antes de decidir, comparar alternativas, etc.

La buena noticia es que hablar con los niños sobre el dinero no tiene que hacerse con grandes discursos o hojas de cálculo. Simples conversaciones diarias y actividades pueden ayudar a los niños a desarrollar las habilidades mencionadas en el párrafo anterior.

Una actividad divertida para enseñar a los niños acerca de la toma de decisiones y la paciencia involucrada en el gasto y el ahorro es crear un tarro de diversión de verano.

alcancia-para-el-verano

¿Cómo usar un tarro de diversión de verano?

El concepto básico detrás de un jarro de la diversión del verano es simple, los niños o las familias ahorran el dinero adentro de él para realizar actividades durante el verano.

Para crear el tarro de diversión de verano necesitas
  • Pequeño frasco de vidrio o de plástico
  • Cartulina y plumones
  • Cinta adhesiva
  • Papel en blanco para escribir objetivo.
Cómo enseñar sobre el dinero
  1. Muestra a los niños el tarro y diles que van a ahorrar como familia para hacer algo realmente divertido este verano.
  2. Hagan una lluvia de ideas sobre cuál podría ser la actividad o panorama: ir al cine, ir de camping, etc. Al hacer la lista de discutir cómo algunas actividades cuestan más que otros y se requiere más trabajo para lograr esa meta.
  3. Reduzcan su lista a un par de opciones y determinar cuánto tendrán que ahorrar para poder realizarlas. También es bueno buscar ideas para juntar aquel dinero: vender los juguetes que ya no usen, vender limonada, etc.
  4. Escriba el objetivo en el papel y péguenlo en el frasco para que todos vean cuando ponen dinero. Es una gran manera de reforzar y valorar el esfuerzo realizado.

alcancía de la diversión

Ser inteligente acerca del dinero es algo más que saber qué hacer, es tener la confianza de saber que si trabajas duro hacia una meta puedes llegar allí. Usar un jarro de diversión de verano con tus hijos es una forma sencilla y divertida de enseñar a los niños a tomar buenas decisiones financieras y entender el concepto de trabajo en equipo mientras se divierten como una familia.

También la quita la responsabilidad de la “diversión” de los hombros de los padres. En lugar de ser algo que los padres hacen por sus hijos, se convierte en una meta para las familias de lograr juntos. ¡Pruébalo este verano y cuéntanos tu experiencia!

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es tiempo para #AprenderJuntos con Actividades socioemocionales

 

 

3 “Pausas cerebrales” para el aprendizaje y la concentraciónHamamelis, Miosotis y el Señor Sorpresa