¡A Bordar!: Motricidad y mucho más...

Niños y Niñas, manos a la obra


El bordado es algo típicamente asociada a mujeres adultas, sin embargo aquí derribamos el estereotipo, esta actividad es tremendamente atractiva y beneficiosa para niños y niñas. Conversamos con Milena Valencia, Educadora de Párvulos quien ha implementado esta actividad con sus alumnos de Kinder quien nos contó cómo introducirla, sus beneficios y algunos consejos.

¡A Bordar!

Consigue una esterilla de trama ancha (agujeros amplios), recorta un rectángulo o cuadrado del tamaño que prefieras, ojalá no muy grande para comenzar, y cubre los bordes con Masking Tape. Anuda la lana en un costado y comiencen bordando lineas de colores. Te recomendamos utilizar el punto Hilván, donde la lana debe entrar y salir por un agujero siguiendo un orden.

tipos-de-punto-a-mano-3-728

Cuando ya esté más dominada la habilidad pueden comenzar a bordar diversos diseños.

img_6523

Beneficios y Recomendaciones

Aquí Milena nos cuenta algunos factores importantes a considerar.

¿Qué beneficios ha traído el borado a tus alumnos?

“Los beneficios que ha tenido en la sala son varios:

  • Los niños han mejorado aspectos de la motricidad fina y la orientación espacial, lo que se evidencia principalmente en su trabajo en cuadernos.
  • Han aumentado los niveles de  concentración, la paciencia y la perseverancia, los niños han aprendido a esperar su turno para ser apoyados por el adulto que los está guiando y han logrado independencia en algunos de los pasos a seguir.
  • Se les observa orgullosos al mostrar sus creaciones y se han vuelto más seguros de ellos mismos”.
¿Qué le recomendarías aquellas personas que quieren introducir esta actividad a sus niños?
“Para inicial a los niños en esta manualidad recomiendo:
  • Comenzar con esterilla de trama grande,  cortada en cuadrados de 15×15 aproximadamente.
  • Es mejor usar una  aguja de punta roma y las lanas delgadas para evitar que se enrede en la trama de la esterilla.
  • Para comenzar con esta actividad, es mejor bordar en línea recta, cambiando sólo los colores de lana  para hacerlo atractivo.
  • Cuando los niños se sienten más seguros con el bordado,  es bueno incentivarlos  a bordar la inicial de sus nombre o figuras simples basadas en figuras geométricas.
  • Es importante que los niños realicen esta actividad sentados, con la espalda apoyada  y con buena iluminación.

img_9768

¿Quieres comenzar? ¡Mira nuestro video!

Pero…¿Cómo empezar con los más chicos?

Con los niños más pequeños también podemos comenzar a introducir el bordado, pero cada cosa a su tiempo. Aquí te damos una idea de progresión a partir de los 3 años.

Primera etapa: Bordado libre

En esta primera etapa la idea es que los niños comprendan la lógica del bordado: deben tomar la lana con sus deditos y hacerla entrar y salir por un agujero. Para esto recomendamos utilizar figuras simples y agujeros amplios (como los que hace la perforadora) con el fin de que puedan efectivamente lograrlo. En un comienzo no importa que no sigan un orden, déjalos experimentar. Un tip: cubre la punta de la lana con masking tape para que sea más fácil bordar.

img_0207

Segunda etapa: Bordando figuras

Ahora podemos añadir algo más de dificultad pidiéndole a los niños que sigan un orden de los agujeros al bordar, también podemos aumentar la cantidad de agujeros y hacer formas poco a poco más complejas. alphabet-lacing-cards-151-1024x712

Tercera etapa: Bienvenida aguja

Ahora es tiempo de incluir una aguja para bordar punta roma (o sea que no pincha), puede ser de metal o plástica. En este caso los agujeros deben ser más pequeños.

6520054_orig

¡Inténtalo, te sorprenderás con los resultados!

Sigue Navegando

Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Motricidad
4 Actividades de Matemáticas con LegoJuegos para mantener el foco de atención