3 Juegos para la memoria auditiva secuencial

Memoria para prevenir


Con mucha frecuencia, los niños de 5 a 7 años tienen un desempeño muy por debajo de lo esperado en lectura y escritura debido a un déficit de memoria auditiva a corto plazo. Esos niños no tienen dificultad para seguir instrucciones con más de 2 comandos, en sintetizar fonemas, formando palabras completas, en leer oraciones compuestas por más de 10 palabras y en almacenar y relacionar informaciones verbales o escritas. Pero después de leer tres o cuatro párrafos de un texto, es común que ya se hayan olvidado de lo que leyeron al principio. Por esta razón, es muy importante estimular y potenciar la memoria auditiva a corto plazo.

Hoy hemos seleccionado tres actividades que ejercitan esa memoria y también la atención a los sonidos, la discriminación auditiva y el secuenciamiento de sonidos. Estas actividades son sugeridas para niños de 3 a 6 años – que memorizan, en promedio, secuencias de 5 a 9 palabras. Pero los niños mayores – hasta 10 años, aproximadamente – también pueden practicarlos, siempre y cuando se aumente el número de ítems a memorizar.

Viajando

  • Material: Ninguno.
  • Preparación: Elija un ambiente adecuado para realizar la actividad, sin objetos que puedan distraer al niño.

Cómo funciona

Invita al niño a sentarse en el suelo, cerrar los ojos y pensar en un lugar donde le gustaría viajar. Pregúntale qué lugar escogió.A continuación, dile que elija un objeto para llevar a su viaje y que te lo diga. Por ejemplo, “Voy a la playa y voy a llevar un sombrero”Repite el objeto escogido por el niño y añade un nuevo elemento. Por ejemplo, “Voy a la playa y voy a llevar un sombrero y una toalla”. El niño deberá dar continuidad, añadiendo otro elemento.La actividad continúa hasta que alguien se olvida de un artículo o confunda la secuencia. Al final, pueden recomenzar el juego con un viaje a otro lugar.

Secuencia de sonidos

  • Material: Objetos que producen diferentes sonidos.
  • Preparación: Separe los objetos que se utilizarán en la actividad.

Cómo funciona

Siéntate con el niño en el suelo y véndale los ojos. Pídele que preste mucha atención a los sonidos que serán producidos.Emite un sonido familiar y pídele que intente adivinar qué sonido es ése.Haz lo mismo con otros sonidos hasta que el niño entienda cómo funciona la actividad. A continuación, dile que realizarás sonidos en diferentes secuencias y que él tendrá que descubrir cuántos fueron los sonidos y decirlos en el orden en que fueron reproducidos. Comienza con dos sonidos. Por ejemplo, si tocas un silbato y luego silbar, el niño tendrá que decir: “Oí dos sonidos. Primero un silbato, después un silbido. Cuando el niño lo vaya logrando, aumenta poco a poco el número de sonidos de la secuencia.

Sugerencias de sonidos: amasar papel, silbar, aplaudir, golpear los pies en el suelo, golpear a la puerta, cortar papel con una tijera, derramar agua en un recipiente, chascar la lengua, chasquear los dedos, cerrar una puerta, cerrar una cremallera, rasgar papel, soplar, tocar un silbato, tocar una campana, tocar una tecla del piano, toser.

Nota: También puede utilizar sonidos previamente grabados (sonidos de animales, por ejemplo) y reproducirlos al niño en un teléfono móvil o en un ordenador.

¿Cuál falta?

  • Material: Objetos que producen diferentes sonidos.
  • Preparación: Separe los objetos que se utilizarán en la actividad.

Cómo funciona

Siéntate con el niño en el suelo y pídele que preste mucha atención a los sonidos que serán producidos. Preséntale una secuencia de tres o cuatro sonidos entre los listados en la actividad anterior. Repite la secuencia omitiendo uno de los sonidos. Pídele al niño para identificar el sonido que falta en la secuencia. Aumenta gradualmente el número de elementos en la secuencia cuando compruebes que el niño está respondiendo con facilidad.

Ejercitando la memoria auditiva a corto plazo con frecuencia, su hijo estará preparándose para leer y comprender textos en el futuro. Por lo tanto, trata de hacer actividades como estas diariamente. No te tomar más de 15 minutos al día.

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para AprenderJuntos con Actividades de Pensamiento

 

 

Libro de la semana: Las jirafas no pueden bailar4 juegos para fomentar las habilidades sociales