3  Actividades que facilitaran la comprensión de texto

Julio 12, 2017

Pavimentando el camino


Hoy te presentamos 3 áreas importantísimas en la adquisición de la lectura, a las que hay que estar atento para que los niños, en el futuro, tengan las condiciones necesarias para comprender textos con facilidad.

¡Veamos entonces una breve explicación sobre cada una de esas áreas!

La primera es el área del desarrollo del lenguaje oral y del escucha. Los niños necesitan relacionarse con actividades que impliquen compresión de información oral como cuentos, jugar con adivinanzas y comprender instrucciones complejas. Esto es importante ya que para acceder a un texto, debemos asignare a las palabras unidades sonoras, por lo tanto, un niño que ha desarrollado deficientemente la comprensión de la información oral, tendrá un bajo desempeño en la comprensión textual. Por lo tanto, es necesario estimular la atención auditiva de los niños. Un ejercicio fundamental es el de obediencia a instrucciones y comandos, pues un niño que no puede retener en la memoria una secuencia de instrucciones, probablemente no tendrá éxito en la lectura, ya que el éxito en comprensión textual está ligado a la comprensión auditiva.

Conoce aquí algunos juegos de instrucciones

La segunda área es la de la conciencia de lo impreso. Los niños necesitan entender que el lenguaje oral está representado por palabras y que estas palabras se disponen en los textos de manera ordenada, de arriba hacia abajo, de izquierda a derecha. En fin, los niños necesitan tener ese sentido de ‘direccionalidad’ del texto.

La tercera área es la de la lectura en voz alta. Es importante practicar diariamente la lectura en voz alta con tus hijos desde edades tempranas para que ellos adquieran un vocabulario variado y para que empiecen a familiarizarse con estructuras sintácticas más complejas que no son utilizadas en las conversaciones cotidianas. Este tipo de oraciones y vocabulario es el que luego enfrentarán al leer un texto por si solos. Y si en ese momento el niño no tiene un vocabulario rico, seguramente no será capaz de comprenderlo. Por eso, insistimos: léele a tus hijos libros con un vocabulario rico y con estructuras sintácticas más complejas que las que utilizamos espontáneamente, pues en las conversaciones del día a día no los encontramos con frecuencia.

Estas son las tres áreas: desarrollo de lenguaje oral y del escucha, conciencia de lo impreso y lectura en voz alta. Te invitamos a dedicarle tiempo a cada una de ellas y así prepararás a tu hijo para la lectura y, como consecuencia, tendrá éxito en la comprensión de textos en el futuro.

Sigue Navegando

Recuerda que Siempre es Tiempo para #AprenderJuntos con Actividades de Lenguaje y Lecto-escritura

Comments

comments

Libro de la Semana: Elmer y el arcoirisRamón Preocupón